Usted está aquí

La biomedicina en Cataluña alcanza una cifra récord de inversión en 2016: 153,1 millones de euros

10.10.2017

Las empresas biomédicas catalanas lograron atraer 153,1 millones de euros de inversión durante 2016, una cifra récord para el sector. Éste es el dato principal del primer Estudio sobre la inversión en biomedicina en Cataluña 2017: Éxitos y retos de futuro que han presentado hoy CataloniaBio y EY en el Círculo de Economía ante unos setenta socios de la asociación, emprendedores, inversores y otros profesionales. El estudio, que se ha dotado de una metodología ad hoc desarrollada por EY, tiene como objetivo consolidarse como un baremo fiable de la inversión en el sector en Cataluña y analizar su evolución en el tiempo.

Capital riesgo, licencias y débito son las principales fuentes de financiación

La financiación es uno de los aspectos clave para la evolución de las empresas y para que la investigación y la innovación puntera que están llevando a cabo en fármacos y tecnología médica llegue a todo el mundo. En 2016, se canalizó a través de 50 operaciones en las que participaron diversas fuentes de financiación en función del tipo de empresa. En este sentido, las empresas de desarrollo de producto financiaron la mayor parte de sus operaciones con capital riesgo (35%), acuerdos de licencia (33%) y deuda (16%). Estos recursos se completaron con socios industriales (7%), MAB (4%), business angels y family offices (3%), micromecenazgo y otras fuentes (2%). Las empresas de servicios lo hicieron principalmente con business angels y family offices (92%).

En total, las empresas encuestadas firmaron 42 acuerdos de licencia en 2016, por un importe total de 65,5 millones de euros. Además, consideran que estos acuerdos pueden generar unos ingresos potenciales superiores a 250 millones de euros en los próximos 5 años.

En cuanto a la procedencia de los inversores, cabe destacar que la mayoría del capital de las empresas que conforman la industria biomédica catalana está en manos de inversores catalanes (82%). Con todo, en los últimos años los inversores internacionales han ido ganando peso, y ya controlan el 12% de las acciones de las empresas encuestadas, mientras que los inversores del resto de España tienen el 6% del capital. Según las empresas van cerrando nuevas rondas de financiación, los fundadores reducen su participación accionarial y, en general, ésta cae por debajo del 50% después de la tercera ronda.

Las empresas de inversión catalanas —entre las que se encuentran Caixa Capital Risc, Healthequity, Inveready e Ysios Capital— realizaron un total de 33 operaciones con un capital comprometido de 32 millones de euros en 2016. Aproximadamente la mitad de estos recursos (48%) se destinaron a empresas ubicadas en Cataluña, donde el interés se concentró mayoritariamente (55%) en las compañías de drug discovery.

El 60% de farmacéuticas ya invierten en compañías biotecnológicas

Hay que remarcar especialmente que crece el interés de las farmacéuticas en invertir en  el sector, una tendencia que se ha ido reforzando en los últimos años: según el estudio, el 60% de los laboratorios consultados tiene participaciones en empresas biotech y el 45% de las compañías participadas están ubicadas en Cataluña.

A pesar de la creciente consolidación del ecosistema biotecnológico, hay que destacar que buena parte de los proyectos todavía se encuentra en fases iniciales de desarrollo, con un foco especial en las fases de validación preclínica o en el desarrollo del producto y en el prototipado. Las cinco áreas terapéuticas que concentran la mayor parte de los productos en desarrollo son oncología, sistema nervioso, enfermedades infecciosas, cardiovascular y respiratorio.

Ignasi Biosca, presidente de CataloniaBio y consejero delegado de Reig Jofre, remarca los acuerdos de colaboración que se han firmado en el sector (157 en total): “El 57% de las farma tiene acuerdos con centros de investigación y el 29% con start-up. Estas cifras nos confirman que somos un sector abierto a la innovación y, cada vez más, a la transferencia de tecnología”.

Tendencias y retos de futuro

El sector de la biotecnología está entrando en una etapa de madurez mundial, donde las empresas tendrán que acelerar los cambios en sus modelos de negocio. En palabras de Silvia Ondategui, Socia Global de Life Sciences de EY, “después de años de crecimiento exponencial a nivel global, la industria biotecnológica está entrando en una etapa de estabilidad en la que las empresas biomédicas tendrán que convivir con nuevos actor procedentes del mundo digital; en este contexto, y según se recoge en la última edición del estudio Beyond Borders de EY, las compañías ganadoras serán las que aporten un mayor valor al paciente en sus innovaciones”.

Los principales retos de futuro identificados por las empresas biomédicas catalanas se relacionan con seguir consiguiendo financiación, encontrar socios estratégicos y demostrar el valor económico de sus innovaciones. En este sentido, gracias al estudio de CataloniaBio y EY hemos podido saber que 4 de cada 10 empresas del sector tendrán que recurrir a nuevas fuentes de financiación en menos de un año, y que el 65% de las empresas, principalmente las que desarrollan producto, ya están estudiando la incorporación de socios para el desarrollo y/o comercialización de sus productos.

Las empresas consideran que los riesgos financieros son los que más amenazan su viabilidad futura, seguidos por los riesgos científicos y los de gestión empresarial.

El estudio está disponible en formato digital: http://cataloniabio.org/es/publicacions

Nota de prensa

Foto (de izquierda a derecha): Melqui Calzado, secretario general de CataloniaBio; Ignasi Biosca, presidente de CataloniaBio, y Silvia Ondategui, socia Global de Life Sciences de EY durante la presentación

 

#Inversión